La Bonifaciomania


Bonifacio-1.jpgLa Bonifaciomania

Oscar Huete

 

Mientras todos hablábamos de las probabilidades de los peces para esta campaña, la salud de su cuerpo de lanzadores y de la madurez de sus relevistas, no caímos en cuenta del diamante en bruto que los Marlins tenían en sus filas.

 

Solo se nos menciono que corría como una gacela, que media 5″11 y que alternaría como suplente con Alfredo Amezaga.

 

Sin embargo desde que iniciaron los campos de entrenamiento este talentoso jugador solo tenia en mente demostrarles a la organización de los peces que no se habían equivocado cuando lo adquirieron por la vía del cambio con el equipo de los Nacionales del Washington.

 

Y es que Emilio Bonifacio llego por el lanzador Scott Olsen y el jardinero Josh Willingham el 11 de noviembre del año pasado y nadie pensó en ese entonces que seria el creador de una nueva manía en el sur de la Florida.

 

Nacido en la cuidad de Santo Domingo el 23 de abril de 1985, Emilio debuto en la gran carpa en septiembre del 2007 y ha vestido las camisetas de tres equipos en menos de un año: Arizona, Washington y ahora los Marlins donde espera jugar muchos años.

 

“Primero le pido a Dios mucha salud, para trabajar fuerte y rendir al máximo para que esta afición que nos apoya salga contenta en cada partido, el ambiente dentro de este equipo es el de ganar”. Expresó Emilio contento de poder compartir con todo el talento joven en la organización de los Marlins.

 

En su corta carrera no habia sentidos los nervios de un primer partido de campaña y supo controlarlos al batear de 5-4 con 4 carreras anotadas, 2 impulsadas 3 bases robadas y un cuadrangular dentro del parque, hazaña que no se lograba desde 1968.

 

Todos los presentes ese dia se preguntaron en las cafeterías, en el parqueo y en las mismas gradas del estadio. ¿Si habían visto a ese muchacho Bonifacio?

 

Una nueva moda habia tocado el sur de la Florida ya nadie se acordaba de los batazos de Miguel Cabrera, de las jugadas explosivas de Dontrelle Willis y muchos menos de la agresividad de Ivan Rodríguez lo único que importaba en este momento es que Emilio siga dando de que hablar con sus corridas sobre las bases.

 

“Jamás me imagine que seria ovacionado por los fanáticos en mi primer partido de la temporada, me sentí orgulloso cuando escuche que gritaban mi apellido y pedían que saliera”. Reconoció Bonifacio cuando los 34,323 gritaron su nombre.

 

Tal ha sido la acogida de este joven prospecto de los Marlins que el director de deportes de la cadena de televisión WPLG han creado un club de seguidores de este jugador llamado: “Bonifacionados”.

 

“Me considero un segunda base natural, pero la organización quiere que me desempeñe en la tercera almohadilla, voy a trabajar fuerte para no defraudar a nadie” manifestó el dominicano quien durante los partidos de preparación logro conectar 24 imparables entre ellos cuatro dobles y tres triples.  

 

A través de los años han existidos varias manías en otros equipos como la Fernadomania, la Nomomania y la mas reciente la Matsuzakamania, pero ya nosotros tenemos en el sur de la Florida la Bonifaciomania que llego para quedarse.        

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.

%d bloggers like this: