Dee Gordon. No está solo

Dee gordon. PGOscar Huete

Foto: Juan Sala

En muchas ocasiones una mala decisión puede marcar la carrera de un deportista. A lo largo de la vida de un atleta pasa un tren que termina por llevarles a la gloria o al olvido. Cualquier ínfimo detalle puede decantar una determinación que le acompañara para siempre.

Son muchos los que se han equivocado en el mundo del deporte. El más reciente el segunda base de los Marlins de Miami: Dee Gordon, a quien se le encontró testosterona y clostebol en su sistema. Dos sustancias prohibidas por MLB.

Desde su llegada al coloso de la Pequeña Habana, Gordon se robó el corazón de los seguidores de los peces, con su alto grado de entusiasmo, con su dedicación en cada jugada y el máximo esfuerzo en cada corrida, lo cual lo catapultó a la élite de las Mayores al ser nominado al Juego de las Estrellas, ganar el título de bateo, el galardón de bases robadas y un guante de oro.

Esa buena campaña le ayudó a conseguir un contrato de cinco temporadas y $50 millones de dólares que firmó en enero pasado y llevo a muchos entendedores en la materia a hacerse la siguiente pregunta: ¿Porque los Dodgers habían salido de este diamante en bruto? Nadie se atrevió a responder a esta interrogante y menos ahora que deberá cumplir una sanción de 80 partidos.

No está solo 

Gordon es el séptimo pelotero suspendido en lo que va del año, bajo la reglamentación antidroga de las Grandes Ligas entre ellos están:

Chris Colabello, el toletero de los Azulejos de Toronto quien se encuentra en su cuarta temporada en las Mayores fue sancionado 80 juegos tras dar positivo por un esteroide anabólico.

Daniel Stumpf, quien juega su primera temporadas en las Grandes Ligas, es un lanzador derecho que pertenece a los Filis de Filadelfia.

Taylor Teagarden, receptor de los Cachorros de Chicago, ha jugado ocho temporadas en la gran carpa, con Texas, Baltimore, Mets y los Cubs.

Abraham Almonte, se preparaba para iniciar su segunda campaña con los Indios de Cleveland.

El lanzador dominicano Jenrry Mejía se convirtió en el primer jugador en la historia de las Grandes Ligas en ser suspendido de por vida por dopaje tras dar positivo por tercera vez en su carrera.

Los intentos por erradicar el uso de estos anabólicos parece que son en vanos, ya que desde que se pusieron en practicas estas sanciones la lista crece y crece cada día más e incluso es normal encontrarnos nombres de famosos entre ellos: Alex Rodríguez, Nelson Cruz, Jhonny Peralta, Francisco Cervelli, Ryan Braun, etcétera, etcétera, etcétera…

Nos da la impresión que el objetivo principal que tienen las Grandes Ligas de ofrecer un espectáculo limpio a los aficionados y hacer conciencia a los jugadores de las repercusiones negativas que el uso de estas sustancias prohibidas pueden ocasionar en su salud, les importa un comino a muchos peloteros.

Este no es el final, por supuesto

 

 

 

 

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: