Ichiro Suzuki

El Samurái con boleto a Cooperstown

Oscar Huete

Foto: Juan Salas

MLB: JUN 20 Rockies at Marlins

June 20th, 2016, Miami Marlins center fielder Ichiro Suzuki (51) during a game between the Miami Marlins and the Colorado Rockies at Marlins Park in Miami, FL (Photo by JCS/Icon Sportswire)

La proximidad de que el japonés Ichiro Suzuki se convierta en el bateador número 30 en alcanzar 3 mil hits en las Grandes Ligas está latente y sus posibilidades de ingresar al Salón de los Inmortales, se multiplicaran una vez alcance dicha meta.

Desde que debutó en las Mayores en abril del 2001 con los Marineros de Seattle, Ichiro aprovecho su velocidad, su alcance en los jardines y la potencia de su brazo para ganar el Premio Novato del año y el galardón de Jugador Mas Valioso de la campaña, a la vez se ganó la admiración de los fanáticos en tierras occidentales.

En sus primeras diez campañas con los Marineros, conectó 200 y más imparables, acudió al Juego de las Estrellas diez veces consecutivas, ganó 3 Bates de Plata y agregó diez Guantes de Oro a sus vitrinas.

En el 2012, Seattle sorprendió al mundo del beisbol al cambiar a su mediático jugador a los Yankees de New York por los jugadores D.J. Mitchell y Danny Farquhar a mitad de temporada.

Su dedicada preparación, sus ritos antes y después de cada encuentro se trasladaron al Bronx, donde su imagen paso a un segundo plano ya que era la época dorada de Derek Jeter, Alex Rodríguez, Robinson Cano entre otros.

Sin embargo, en dos campañas y medias con los Mulos acumuló 311 imparables, 84 carreras remolcadas, 49 bases robadas y un promedio de bateo de .281 en 360 encuentros.

Ya con la novena miamense y con 42 años, Ichiro se ha convertido en una clase de maestro de los jóvenes y toda la organización se siente bendecida tener un jugador de la talla del japonés. En dos años ha conectado 140 imparables con 30 carreras remolcadas.

El pasado miércoles 15 de junio, Ichiro disparó dos hits en el juego de su club Marlins de Miami ante los Padres en San Diego.

Fueron los hits números 2,978 y 2,979 en las Grandes Ligas, pero al sumarle los 1,278 hits que en nueve temporadas bateo en el béisbol japonés, ha logrado llegar a 4,257 hits en su carrera, empatando y sobrepasando la marca de 4,256 hits de Pete Rose.

Cuando llegue a los tres mil imparables, Suzuki se convertirá en el miembro número 30, y el primer asiático, del prestigioso grupo.

Un detalle curioso que ya ha sucedido en las Mayores, tanto Wade Boggs jugando para Tampa Bay al final de su carrera, como Derek Jeter ícono de los Yankees, batearon jonrones al llegar a su hit 3 mil.

Así que solo nos toca esperar este momento histórico. Seguro algún director cinematográfico se atreverá a llevar a la pantalla gigante la vida de este beisbolista japonés una vez cuelgue los spikes.

 

 

 

 

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: